Esta peli ya la he visto episodio 97: No hemos reparado en raptors

Tener un trabajo y que te paguen. Vivir en un piso sin que te desahucien. Mantener una sana relación de pareja con alguien de tu misma especie. Seguir en contacto con tus amigos del instituto y que te caigan bien. Pero de verdad, sin fingirlo. Disfrutar de los docurealitys de subastas de garaje. Comer todos los domingos con tus padres sin que sea una excusa para que te hagan la colada. Ser feliz cuando comparas tu situación con la miseria que pasan otros. Si cumples todos estos requisitos sinceramente no sabemos qué haces aquí escuchándonos. O estás mintiendo. ¿Por qué mientes? El próximo episodio será el último de la quinta temporada.

entrada97

Los contenidos de este episodio son:

 

3 pensamientos en “Esta peli ya la he visto episodio 97: No hemos reparado en raptors”

  1. Acabo de escuchar vuestra primera plana y he tenido que darle al pause. He ido corriendo al blog de mi adorado Simon Pegg y comprobar por mí mismo que ha dicho semejantes chorradas, no acababa de creérmelo.
    Luego, más tarde y una vez leído me he quedado más tranquilo. Pegg no defiende que la cultura geek sea algo infantiolide, sino que hay fuerzas (de marketing) que se encarga de vendernos esto a cascoporro. Comenta muy por encima que hoy día la gente está igual de pendiente de sus necesidades fan que de sus necesidades “reales” en plan ver las noticias, luchar por un mundo mejor, etc… Y en este punto estoy en parte de acuerdo y en otra no. No considero esto como algo negativo, no tiene por qué ser malo dedicarle a tu filmoteca el mismo tiempo que dedicas a aporrear tu teclado en el trabajo.
    Sí que estoy muy de acuerdo con él en que la sociedad está cambiando muchísimo, y es muy interesante ver cómo las agencias de publicidad han encontrado un nuevo nicho de mercado aquí, desde los 15 a 50 años. Y a mí todo este aprovechamiento también me jode un poco porque se refleja de muchas formas en la sociedad actual (en ver cómo ya nos venden cualquier cosa, ejemplo: edición en DVD, edición especial en DVD, edición cinemática Blu-ray, edición de coleccionista, edición con libro, super edición director’s cut…) y cómo se aprovechan del fan para convertirlo todo en algo vendible; transformando el fenómeno fan en un fenómeno de moda, en plan vender camisetas de Los Ramones en Zara. Aquí le veo más razón que un santo.
    Estaba un poco asustado porque le tengo mucha estima a Simon Pegg y lo veo un tío sensato, por eso al escuchar todo esto y llevarme las manos a la cabeza he decidido leer su “excusa” en el blog, y me he quedado mucho más tranquilo, no es tan apocalíptico como nos lo vendían…
    Y ahora sigo con el podcast :) (sí, soy uno de esos)

    1. Me extraña que hayan encontrado ese análisis en el texto de Simon Pegg. Yo ya había leído el post y me había parecido fenomenal. No da puntada sin hilo, y no tiene desperdicio. Todas las críticas que hace son perfectamente válidas, y si suena contradictorio es porque ¡Lo es! Tiene más intención de abrir un debate, de mostrar un futuro posible (bastante negro) para la cultura geek, que hacer una verdadera denuncia apocalíptica.

      Pero en algo tiene mucha razón. Los films taquilleros tienen que rendir cuentas, tienen prohibido pisar ciertos terrenos, y si bien pueden hacer algún análisis, o tocar de refilón algunos temas, no se meten en la médula del asunto, ni tocan temas peligrosos y revolucionarios. Es por eso que también tenemos cada vez menos films con calificación R, y cuando sale alguno (como Kingsman, por ejemplo) nos enfrentamos a que fue censurada en varios continentes para bajarle los humos, sin que a nadie se le despeine el jopo.

      Dejaré que el mismo se defienda:

      “El comentario de ‘estupidización’ salió como una gran generalización por un forro de primera. No quise decir que la ciencia ficción o la fantasía fuesen tontos, lejos de eso. ¿Cómo podría decir eso? En las palabras de Han Solo, ‘Hey, ¡soy yo!’.

      Supongo que lo que decía es que, cuanto más espectáculo se vuelve la prioridad creativa conductora, lo menos pensativos o desafiantes se vuelven los films. El espectáculo de Mad Max está sustentado por no sólo multiples capas de argumento y personajes, sino también por un casi perdido sentido cinemático de ‘¿cómo hicieron eso?’. La mejor cosa que puede hacerte el arte es hacerte pensar, hacerte reevaluar las opiniones que pensaste que eran tuyas. Es interesanete ver como un cineasta cerebral como Christopher Nolan tomó a Batman y lo hizo algo más adulto, más desafiante, persiguiendo al Caballero Oscuro sin par de Frank Miller hacia un algo menos turbio mundo de cuestionable moral y violencia. Pero incluso estos films son finalmente manejados por fuerzas del mercado, y alguien en algún lado querrá suavizar los bordes, así se pueden vender juguetes y loncheras. En ese asunto, el vigilantismo fascista de Bruce Wayne nunca realmente tuvo que rendir cuentas”

      http://site.lacosacine.com/cine/view/1980/SIMON-PEGG-LE-PEGA-AL-FUTURO-DE-LA-CULTURA-NERD
      http://www.the-fanboy-perspective.com/the-importance-of-the-r-rating.html

      1. Nosotros hablamos primero de sus declaraciones originales en una entrevista, que fue lo que provocó la polémica. Luego él hizo esa aclaración en su blog desarrollando sus argumentos.

Deja un comentario